Menu

El cuerpo activo significa una mente activa: consejos de acondicionamiento físico para profesores

0 Comments

Soy profesora de primaria y ya con cierta experiencia y andar dentro de las primarias en Lindavista, llega el momento de hacer un alto para respirar y ver cómo mejorar mi rendimiento.

Trabajar son los niños me encanta, pero también es exigente no solo en lo intelectual, también en lo físico.

Un día puede estar lleno de estrés, ansiedad y largas horas de trabajo.

Es posible que tengas oportunidades para ejercitar tu cerebro, pero estar en el colegio a las siete en punto y tener muchas razones para quedarse tarde en la escuela o hacer algún trabajo adicional, deja poco tiempo para cuidar tu estado físico.

Si deseas que tu mente esté en condiciones adecuadas para manejarte con energía durante el día, hay que mantenerse en forma.

Veamos cómo lograrlo:

a) Mantente activo en la escuela

Si tienes que pasar mucho tiempo en la escuela con tus estudiantes, ¿por qué no hacer que este tiempo cuente?

Lleva una vida escolar tan activa como te sea posible: pueden ser viajes, excursiones, eventos deportivos y más.

No solo estarás en una mejor condición física, sino que también establecerás nuevos lazos con tus estudiantes.

b) Establecer un programa de entrenamiento en casa

Cuidar de tu cuerpo no necesariamente tiene que implicar una suscripción de gimnasio costosa y difícil de administrar.

Si no tienes el tiempo o la oportunidad de ir a otra parte de la ciudad para una sesión de capacitación o  tu horario es demasiado irregular para dar cabida a tres visitas espaciadas de manera uniforme a la semana, debes encargarte del asunto. y organizar un programa de entrenamiento en casa adecuado.

c) Busca levantarte temprano

Aquellos que ya tienen que levantarse temprano y sufrir terriblemente por esto, a menudo encuentran que mover su tiempo antes hace maravillas en su productividad y forma física sobretodo en la primaria.

Puede sonar paradójico, pero si actualmente te sientes agotado debido a la falta de sueño y apático durante el día, intenta levantarse antes de la hora habitual para ir a trabajar, hacer ejercicios.

Este solo cambio te llevará a la cama más temprano, te obligará a estar activo físicamente durante el día.

d) Introduce la actividad física en tu viaje

Tienes que ir al trabajo todos los días, así que, ¿por qué no hacerlo más útil? Algunos profesores (y muchos otros) resuelven el problema de encontrar tiempo para hacer ejercicio ya sea caminando, corriendo o en bicicleta a la escuela todos los días.

No tengas miedo de parecer indigno; por el contrario, tal actividad demuestra tu resolución y fuerza de carácter y constituye un excelente ejemplo a seguir para tus estudiantes.

e) Introduce pequeños estallidos de actividad en tu rutina

Algunos estudios muestran que una breve ráfaga de actividad física altamente agotadora (por ejemplo, tan breve como 60 segundos) puede resultar tan exitosa para mejorar la condición física y la salud como 45 minutos de ejercicio moderadamente acelerado.

Lo que explica es que no tienes que reservar grandes porciones de tu tiempo para mantenerte en forma, ya sea un minuto o dos intercalados a lo largo de tu día, siempre y cuando lo hagas bien.

Visita Colegio Florencia Nightingale

Hacer ejercicio es importante, no solo por razones obvias (salud, calidad de vida, etc.) sino también servirás ejemplo para la generación más joven.

Y mostrar adherencia a un estilo de vida saludable es exactamente lo que necesitamos en esta era de obesidad generalizada y enfermedades cardíacas.

FUENTES: YouTube || Colegio Florencia Nightingale || Chilango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *