Menu

¿De qué trata y cómo es la economía circular?

0 Comments

Hay muchos espirales en la economía circular y todos ellos conducen al mismo destino: cero desperdicios.

Junto a la creciente urbanización se están creando mercados más concentrados, lo que dará un impulso a la economía circular.

Hoy en día, el 54% de la población mundial vive en centros urbanos. Según el informe de las Naciones Unidas, esa proporción aumentará al 66%, o aproximadamente 2.500 millones de habitantes urbanos adicionales, para 2030 con las computadoras.

La urbanización impulsa a las empresas a acercar la fabricación a clientes y empleados.

También crea más oportunidades para compartir recursos y logística. Estas oportunidades se han vuelto tan irresistibles en algunos lugares que incluso los competidores directos se están uniendo para compartir.

En Bélgica, por ejemplo, Nestlé y PepsiCo han combinado sus flotas de camiones y rutas para entregar productos frescos y refrigerados a las tiendas de alimentos.

La colaboración abordó los problemas de los camiones parcialmente llenos y las entregas minoristas superpuestas: imagina un camión lleno, en lugar de dos que están medio llenos, entregando a una sola tienda.

Al no desperdiciar espacio, las asociaciones redujeron los costos de transporte en un 44% y redujo las emisiones de carbono en un 55%, según el Foro Económico Mundial (WEF), gracias en parte a las tecnologías de análisis y rastreo, como el GPS, que optimizan las rutas.

Al recurrir a un tercero que maneje la logística puede ayudar a mantener la privacidad entre las dos corrientes logísticas y así evitar conflictos.

En el futuro, las asociaciones rentables y sostenibles como la que existe entre Nestlé y PepsiCo probablemente se volverán más fáciles a medida que las tecnologías digitales como el blockchain, aprendizaje automático, robótica e IoT se conviertan en la corriente principal.

Blockchain podría hacer que compartir sea más fácil y menos costoso al reemplazar los contratos en papel con acuerdos cibernéticos inmutables y verificables.

La robótica, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial también tienen un gran papel que desempeñar para que la logística sea más circular.

Liam, el robot de desmontaje de Apple, tiene el aprendizaje automático: inteligencia imbuida y un físico poderoso (29 brazos) para desgarrar y extraer los materiales utilizables de un iPhone en 11 segundos.

Hasta el momento, Apple ha recuperado 61 millones de libras de material reutilizable, incluidas 2,204 libras de oro valoradas en $ 40 millones.

Y así sucesivamente estamos encontrando más y más ejemplos de empresas que se encuentran coordinando en interactuar formando una economía circular dentro de un mismo entorno como podrían ser los parques industriales.

En este caso, al encontrase las empresas en un mismo entorno como lo sería un parque industrial pueden hacer uso de este tipo de economía al hacer que lo que sería la “basura de uno” fuera la materia prima de otro.

O el aprovechar los recursos y logística como lo hiciera Nestlé con PepsiCo aplicado a otras áreas como el almacenaje o los recursos digitales.

Entonces puedes pensar en las naves industriales en renta donde puedes comenzar a poner los cimientos de una economía circular en beneficio de tu negocio y el entorno.

FUENTES: YouTube || Vesta || Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *