Menu
0 Comments

Este tema me recuerda a una de las muchas acciones que mis hijos y yo estamos haciendo en casa y que vienen también como proyectos escolares.

En esto se busca ir concientizando tanto a los pequeños junto a nosotros los padres a reforzar este aprendizaje en casa sobre qué acciones podemos hacer para poner nuestro granito de arena para cuidar al planeta.

Por lo que solo es hacerlo extensivo a una negocio e irlo ajustando poco a poco.

Gracias a este tipo de acciones vemos cómo la fuerza laboral que se está volviendo más joven a medida que los millennials se hacen cargo de los trabajos que una vez tuvieron aquellas generaciones de mediados de siglo pasado.

Las compañías que esperan contratar a jóvenes de entre 20 y 30 años enfrentan desafíos cada vez mayores para atraer y retener a estos jóvenes elementos ya que están compitiendo con nuevas empresas que tienen culturas de trabajo divertidas.

No todas las empresas son adecuadas para las mesas de ping-pong y los viernes de Beer Cart y Gallup ni con aquellos millennials que dicen estar “comprometidos en el trabajo” y vemos que también muchos de ellos traen una cultura de cuidar el medio ambiente.

Muy bien, entonces si quieres ser una compañía que cuida al planeta puedes comenzar con simples acciones como:

REFERENCIAS: YouTube , Grupo Bimbo y Expansión

a) Reducir el desperdicio de papel

Las empresas han hecho grandes avances en los últimos años para llevar una oficina con el menor papel posible.

Sin embargo, la mayoría de las oficinas todavía tienen una distancia por recorrer.

Si aún confías en los procesos basados en papel, puede asustar a los millennials que prefieren que todo se haga electrónicamente.

Alienta al personal a no imprimir correos electrónicos y redactar documentos, ofreciendo la posibilidad de enviar documentos a dispositivos personales si eso facilita la revisión electrónica.

Además de configurar las herramientas de colaboración, realiza un inventario de las operaciones de tu negocio y actualiza los procesos obsoletos.

Si todavía tienes una máquina de fax, por ejemplo, puedes cambiar a una solución de fax a correo electrónico que reducirá el uso de papel y facilitará el compartir y almacenar documentos enviados por fax para todos los involucrados.

b) Cambiar a bombillas LED

Si has comprado bombillas recientemente, probablemente te hayas dado cuenta de lo complicadas que se han vuelto las opciones.

Algunas son mejores en que otras y en donde lo vas a notar es cuando veas que ahorras energía, esto se traducirá en que se reducirán los montos de tus facturas de servicios públicos y protegerás el medio ambiente.

Si bien al principio podría ser una inversión un tanto alta cambiar todas las bombillas de tu negocio, en muy poco tiempo obtendrás los beneficios y el retorno de dicha inversión como hace Grupo Bimbo.

Resultado de imagen para empresa sustentable

Ten presente que si aún usas bombillas incandescentes, puedes ahorrar del 70 al 90 por ciento cambiando a LED.

Si estás alquilando tu espacio, pregunta a tu administrador de propiedades si puedes hacer el cambio.

Así verificarás si está en la mejor disposición de que sus propios trabajadores de mantenimiento realicen esta tarea, sino es así, ve la posibilidad de llegar a un mutuo acuerdo en beneficio de tu bolsillo y por supuesto, del medio ambiente.

No necesitas las dietas.

0 Comments

Desde que estamos pequeñas nos cargan con un montón de ideas y expectativas sobre lo que tenemos y debemos de hacer, como debemos de hablar, caminar, pensar y sobretodo lucir.

Nuestra sociedad le da un gran paso a la imagen y al ser mujer esta se multiplica al grado que como te ven te tratan o tu valor se da según lo atractiva que estás para el sexo masculino.

Todas estas ideas al final del día lo único que hacen es que nos llenan la cabeza de falsas expectativas, estándares que no podemos ni debemos cumplir, a las únicas que nos hace daño es a nosotras por hacernos creer que estamos mal por no parecernos a esas modelos de las revistas o no tener el cuerpo de las artistas que tienen un riguroso entrenamiento.

Muchas veces nuestra misma familia nos exige ser de cierta forma “maquíllate más” , “esas no son horas para una señorita” , “así no se expresan las mujeres” y un montón de frases machistas que nos restan autoestima ,en verdad comenzamos a creer que debemos de ser todo eso que dicen.

Hay un momento donde hay que pararnos a reflexionar a ver qué cosas queremos nosotras mismas, no lo que diga mi mamá, ni mi maestra, ni la pareja ni nada, solo nosotras. La mayoría de veces nos hacen creer que eso es lo que queremos cuando la realidad es que no es así, cada quien es dueña de su cuerpo y su vida.

Podemos hacer lo que queramos y no necesitamos el permiso de absolutamente nadie, cuesta mucho trabajo quitarse de la cabeza estas ideas sobre todo porque la mayoría nos hace daño o nosotras mismas nos regañamos y recriminamos pero de eso se trata el amarse a uno mismo.

Si vamos a hacer una dieta, es para cambiar a mejores hábitos alimenticios no para únicamente estar flaca, queremos estar sana, respetando y cuidando nuestro cuerpo.

Este blog quiere proponer una serie de hábitos e ideas para poder vivir mejor con nosotras mismas.